La bodega 2017-12-20T11:56:34+00:00

| La bodega

Se trata de una construcción de unos 3500 m2, equipada con tecnología de última generación para la elaboración de este producto.

Dado que dentro de nuestro objetivo está el respeto al entorno y al medioambiente, decidimos que nuestra bodega estuviese en concordancia con la arquitectura tradicional de Benalúa que está representada por “la cueva”. Por todo esto, la zona de crianza, los salones de cata, los servicios complementarios, se mantuvieron de forma excavada en una cueva natural en las arcillas de la zona.

Pago de Almaraes ha sido diseñada premiando la concepción personal en el diseño y la policromía de la naturaleza que la rodea. El director de la obra capta desde el primer momento la intensa luminosidad de la zona y la diferencia de los espacios interiores creando un juego de claro-oscuros que explota de modo irrepetible.

La situación al sur de Europa, por consiguiente cercana al Mediterráneo y la proximidad a Sierra Nevada crean unas condiciones climáticas muy especiales, que permiten que la uva madure de forma lenta y natural. Más días de sol y menos humedad ambiental, hacen que la planta se desarrolle al margen de muchas plagas y condiciones que se dan en otros lugares.

| La Producción

La totalidad de hectáreas de viñedo con las que cuenta la bodega en la actualidad tienen una producción de alrededor de 200.000 kg de uva, aunque en el momento de plena producción se podría llegar a los 500.000 kg.

Debemos tener en cuenta que la Zona Norte de Granada es una zona de baja producción vitivinícola, lo que nos lleva a optar por la especificidad y calidad de los caldos elaborados.

Desde la bodega Pago de Almaraes trabajamos con el cuidado máximo para respetar las características de los Vinos del Norte de Granada, para ello tenemos unos procesos específicos en la producción que seguimos rigurosamente, siendo estos los que se describen a continuación:

 

1. CAMPO – CULTIVOS ESPECÍFICOS DE VIÑEDO

Uno de los puntos fuertes y a la vez mas complicados de la viticultura granadina, es la heterogeneidad de terruños (clima + suelo) producidos por la importante diferencia orográfica dentro de la provincia de Granada.

Es la única provincia de Europa en la que se puede ir a esquiar y a la playa con una diferencia de 50 minutos. Esto se traduce en la producción de uva en viñedos situados desde los 0 metros de altitud de la costa, hasta los 1.500 metros en algunos puntos cercanos a Sierra Nevada;
lo cual nos permite el cultivo en condiciones óptimas de muchos tipos de variedades de uva, mucho mayor de lo común en otras zonas geográficas.

Pago de Almaraes cultiva con variedades blancas: Moscatel de grano grueso, Sauvignon Blanc, Chardonnay y Vijiriega (variedad autóctona granadina y única en el mundo); y variedades tintas: Tempranillo, Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah y Cabernet franc. Por una parte, obliga a un mayor esfuerzo en tiempo fundamentalmente para el control el viñedo y su recogida durante la vendimia, poniendo especial énfasis en el control del transporte para que llegue en perfectas condiciones a la bodega; pero por otra parte nos permite elaborar vinos mucho mas complejos y completos (como un pintor que tiene una paleta amplia de colores con las que dibujar.

2. LIMITACIÓN DE LA PRODUCCIÓN

Depende de las variedades, pero no producimos mas de 2-2.5 kg. De uva/cepa ( en otras regiones es habitual cultivar hasta 15 kg./cepa). Esto tiene una influencia fundamental en la calidad de los vinos elaborados en Pago de Almaraes.

Para que se entienda fácilmente, no es lo mismo dar de comer a 10 niños que a uno. Con esto conseguimos mucha mayor intensidad y calidad, tanto aromática, como organoléptica, intensidad de color y estructura en los tintos, etc.

3. EL AGUA DE RIEGO

El agua utilizada para el riego de nuestros viñedos es agua procedente del deshielo de Sierra Nevada y que llega por conducción directa a través de acequias, o bien por filtración de aguas subterráneas hasta nuestros pozos.

Teniendo tal calidad, que existe una planta embotelladora de agua a 500 metros de nuestros viñedos, y que capta el agua del mismo acuífero que nuestros pozos.

 

4. VENDIMIA MANUAL

Primero por impedimento del propio terreno al tener pendientes muy pronunciadas, pero sobre todo para hacer una selección directa en la viña que nos permita recoger únicamente aquellos racimos con una maduración óptima y un estado sanitario impecable.

Además la uva llega íntegra al bodega, al utilizar cajas de vendimia especiales con no mas 15 kg de capacidad y que evitan cualquier proceso de mosteo y por tanto de oxidación durante el transporte. Conservando al 100% las virtudes de nuestro fruto.

5. CRIOMACERACIÓN CON NIEVE CARBÓNICA

Proceso específicamente realizado para la elaboración de nuestro vino blanco Mencal.

Mencal es un vino elaborado con variedades Moscatel, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Al ser la moscatel una variedad rica en terpenos, es una variedad muy aromática que tiende a envolver el resto de variedades cuando se realiza un coupage.

Por ello y para que exista en el vino una importante complejidad aromática y para que todo el protagonismo no sea de la variedad Moscatel, realizamos un proceso de criomaceración con nieve carbónica.

Este proceso consiste en la adición de nieve carbónica que se encuentra a una temperatura inferior a -70ºC, y que al descongelarse sublima, no produciendo por tanto liquido que diluya las cualidades del vino, pasando directamente a estado gaseoso.

La nieve fundamentalmente rompe los hollejos por congelación a nivel celular durante la maceración pre fermentativa de las variedades Chardonnay y Sauvignon Blanc (no utilizando esta nieva para la variedad Moscatel que ya es muy aromática de por si), facilitando de esta manera una mayor extracción de aromas y sabores; aumentando de esta manera la concentración de los mismos en el vino y permitiendo que sean perceptibles junto con los aromas y sabores de la variedad Moscatel.

 

6. CUEVAS DE ARCILLA

Aprovechamos otra de las características propias de la región como son las cuevas de arcilla. Guadix, tiene la población troglodita más importante de Europa.

La cueva aporta fundamentalmente una regulación térmica constante durante todo el año de entre 19 y 21ºC. Esto es fundamental para la crianza de vinos en barrica, ya que a parte de los aromas y sabores que cede la madera al vino durante el proceso, la barrica permite la entrada controlada de oxígeno que facilita la polimerización (unión) de compuestos químicos, que lo van a transformar aromáticamente y también en su estructura en boca.

Si se produjeran cambios bruscos de temperatura, el vino al igual que cualquier otro líquido, dilata y contrae; realizando de este modo un efecto bomba que aumentaría la penetración de oxígeno y generando una sobre evolución del vino dentro de la barrica