Reconocimiento a Bodegas Pago de Almaraes en Burdeos por sus excelentes vinos

/, Premios, Ultimate Wine Challenge de Nueva York, Vinos blancos, Vinos tintos/Reconocimiento a Bodegas Pago de Almaraes en Burdeos por sus excelentes vinos

Reconocimiento a Bodegas Pago de Almaraes en Burdeos por sus excelentes vinos

Pago de Almaraes es una de las bodegas granadinas con más proyección nacional e internacional. Francisco Javier Rodríguez, vicepresidente de esta empresa enológica, se muestra muy satisfecho por los últimos premios obtenidos por sus caldos.

En concreto, Pago de Almaraes asistió al Concurso Internacional de Burdeos, codeándose con 4.700 bodegas procedentes de multitud de países. Todo un reto. Sin embargo, un reto superado con éxito, ya que su vino blanco Mencal, por tercer año consecutivo, ha obtenido la medalla de oro en vinos blancos.

Es éste un hecho inusual, según comenta Francisco Javier Rodríguez, porque implica mantener un altísimo nivel en una competición tan exigente como la bordelesa. Y mucho más, si se llevan ocho años entre los tres vinos finalistas. Todo un hito. Podríamos decir, y con razón, que el mejor vino de Burdeos está en Granada, lo que equivale a decir que el mejor blanco europeo se produce en nuestra tierra, debido al altísimo nivel que ofrece este caldo.

Pero no sólo el blanco Mencal ha obtenido reconocimientos, ya que el tinto Ribera del Farbes obtuvo bronce en su categoría en el International Challenge du Vin de Burdeos (Francia).

Las posibilidades de crecimiento en el mercado norteamericano pasan por que la etiqueta sea suficientemente conocida. Los concursos, allí, son mucho más que una competición: son un encuentro entre productores y comercializadores, donde se fijan precios para los caldos y estrategias para su distribución.

Por eso, que Mencal 2011 haya obtenido 90 puntos sobre 100 en el Ultimate Wine Challenge de Nueva York 2012, con calificación de excelente para los miembros del Jurado calificador, es otro hito importante más en la más que exitosa trayectoria que atesora esta bodega granadina.

Así pues, la puerta del mercado norteamericano, y en concreto el anglosajón de la Costa Este, se abre, o al menos se entreabre, como antes lo hiciera la del mercado hispano, merced a las altas calificaciones obtenidas por los vinos de Pago de Almaraes en concursos como el de Orlando, referencia en Florida. Según Francisco Javier Rodríguez, en EEUU conviven dos mercados en uno: «Por un lado, el anglosajón, que es más difícil de conquistar, pero mucho más fiel una vez conquistado, y el hispano, más fácil de atraer hacia el producto, pero con mayor volubilidad a la hora de escoger etiqueta».

Por todo el mundo

Pago de Almaraes está haciendo un esfuerzo por difundir su vino en todo el mundo. En estos días, sus responsables están en China, abriendo mercado con nuevos distribuidores, como antes lo ha hecho en EEUU. Pero la bodega presta mucha atención al mercado nacional que ahora mismo supone el mayor porcentaje de sus ventas. En este momento, tiene una red de agentes comerciales propios en la zona de Levante, Cataluña, y en las ciudades más importantes de Andalucía.

En este sentido, afirma Francisco Javier Rodríguez, la bodega sigue el camino inverso al que muchas empresas están siguiendo: en lugar de aquilatar sus redes comerciales, las está aumentando. En este punto, el vicepresidente de Pago de Almaraes destaca la labor desempeñada por el director comercial de la firma, Emilio Fernández Saavedra, que ha conseguido coordinar un equipo que incrementa cada año en un 20 por ciento la producción vendida, todo un hito en este tiempo de crisis.

Esta ampliación de la red comercial viene de la mano de un crecimiento en las referencias: Pago de Almaraes no vende sólo Mencal y Memento, dos vinos de carta que ya se han convertido en etiquetas de referencia, o Almaraes, un vino de barra que concita un amplio consenso en cuanto a su calidad.

El Ribera del Fardes supone un importante giro hacia el vino de consumo de mesa diario, atendiendo, de esta manera, no sólo al canal de hostelería y restauración, sino a los lineales de los supermercados e hipermercados, donde el cliente tendrá un acceso rápido y fácil a esta etiqueta. El secreto es ofrecer un vino para cada ocasión, es decir, crear vinos a la carta, un caldo para cada ocasión. Sólo Pago de Almaraes tiene la versatilidad y el saber hacer para conseguirlo.

Pago de Almaraes se esfuerza por crear un vino para cada ocasión.

Fuente

Leave A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.